Sao Paulo. La actividad manufacturera de Brasil mantuvo el impulso en diciembre debido a que las contrataciones alcanzaron un máximo de 5 años, mostró este martes un sondeo.

El índice de gerentes de compras compilado por la empresa de servicios financieros Markit bajó a una cifra desestacionalizada de 52,4 desde 53,5 en noviembre, que fue la lectura más alta en seis años.

Las cifras sobre el umbral de 50 indican una mejoría de las condiciones de negocios para los manufactureros.

El reporte sugiere que los manufactureros brasileños terminaron 2017 en un buen punto, lo que suma fuerza a la recuperación económica. También debería mejorar el panorama para una recuperación gradual en el mercado laboral de Brasil.