Fráncfort. El Banco Central Europeo (BCE) podría poner fin este año a su programa de estímulo si la economía de la zona euro sigue creciendo con fuerza, dijo a un diario alemán Ewald Nowotny, uno de los altos funcionarios del organismo.

El BCE había anunciado que comprará bonos al menos hasta septiembre y que espera empezar a desmontar después su plan de 2,55 billones de euros, pilar de sus esfuerzos por revivir la inflación en la zona euro.

Es probable que los comentarios de Nowotny, que se hicieron eco de los del miembro del Comité Ejecutivo Benoit Coeuré durante el fin de semana, ayuden a consolidar estas expectativas. 

Pese a que es probable que la tasa de inflación no alcance en los próximos años el objetivo del BCE de cerrar un poco por debajo del 2%, Nowotny dijo que las autoridades deberían ser flexibles al respecto.

"Si la economía sigue yendo bien podríamos dejar que el programa se acabe en 2018", dijo Nowotny al Sueddeutsche Zeitung, en una entrevista realizada antes de Navidad y que será publicada el miércoles.

El estímulo del BCE ayudó a alejar a la zona euro de la deflación, con un crecimiento de los precios cómodamente por encima del 1%.

Pese a que es probable que la tasa de inflación no alcance en los próximos años el objetivo del BCE de cerrar un poco por debajo del 2%, Nowotny dijo que las autoridades deberían ser flexibles al respecto.

"No es fácil explicar por qué un 1,5% no es suficiente y un 1,9% sería mejor", afirmó. "Por eso pensamos que no debería verse de forma tan dogmática".