Los ingresos de los estadounidenses de clase media crecerían en más de US$4.000 si se aprueban recortes a los impuestos corporativos, afirmó el gobierno de Donald Trump en un análisis publicado el lunes para contrarrestar las críticas demócratas de que sus propuestas benefician sobre todo a los ricos.

La Casa Blanca y los republicanos de más alto rango en el Congreso presentaron un borrador amplio para una reforma tributaria, pero los congresistas tienen que afinar aún los detalles de una propuesta legislativa. Trump dijo que le gustaría que el impuesto de sociedades sea reducido al 20% desde el 35% actual.

Un análisis del Consejo de Asesores Económicos de la Casa Blanca indicó que un impuesto de sociedades más bajo daría incentivos a las compañías para invertir en nueva maquinaria que requeriría más trabajadores especializados que recibirían salarios más altos.

El líder demócrata en el Senado, Chuck Schumer, acusó al gobierno de efectuar una "manipulación deliberada de los números y los hechos" en su análisis y aseguró que las compañías ya están sentadas sobre un montón de dinero.

"Como le gusta destacar al presidente, la bolsa está en récords máximos y las empresas están obteniendo beneficios sin precedentes, pero los salarios siguen relativamente planos", comentó Schumer en un comunicado el lunes. "Eso demuestra que las compañías tienen dinero extra, pero no lo están usando para mejorar los sueldos".

El Centro de Políticas Fiscales, una organización de análisis no partidista, dijo que los beneficios generales derivados de unos impuestos de sociedades más bajos se escoran mucho hacia los que tienen mayores ingresos.

Los republicanos, que controlan la Cámara de Representantes y el Senado además de la Casa Blanca, indicaron que quieren aprobar su reforma tributaria para fines de año, pero no está claro si podrán cumplir el plazo.

Trump afirmó en un tuit el lunes que "los demócratas solo quieren subir los impuestos y obstruir ¡Es para lo único que valen!".