Quito. Ecuador debería mejorar los términos de un plan de reestructuración de parte de su deuda que fue anunciado recientemente por el Gobierno, dijo este viernes un grupo de inversores institucionales que poseen parte de los bonos soberanos del país andino.

El Gobierno ecuatoriano anunció esta semana un acuerdo con cerca de la mitad de los tenedores de unos US$17.375 millones de bonos del país, incluido los principales actores como AllianceBernstein y Ashmore Investment Management.

Pero, un Comité Directivo, integrado por más de 25 inversores institucionales junto a un grupo ad hoc de tenedores de bonos con vencimiento en el 2024, señaló en un comunicado que los términos "deben mejorarse y fortalecerse para brindar un trato equitativo a todas las partes".

El grupo dijo que presentó una hoja de términos al Ecuador con las observaciones al plan de reestructuración.

BroadSpan Capital, una banca de inversión y grupo asesor que trabaja con el comité directivo, no respondió de inmediato a un correo electrónico preguntando qué porcentaje de los bonos ecuatorianos en circulación son mantenidos por el Comité Directivo.

Como parte del acuerdo anunciado por Ecuador, los pagos totales de capital adeudados por el país andino caerían a US$15.835 millones desde los actuales US$17.375 millones, mientras que el vencimiento promedio de los papeles se extendería a 12,7 años desde los 6,1 años en la actualidad.

Además, la tasa de interés caería a un promedio de 5,3% desde la vigente 9,2% y existirá un periodo de gracia de cinco años para el capital y de dos años para los intereses.

El presidente Lenín Moreno solicitó en abril diferir el pago de intereses a los tenedores de sus bonos soberanos y comenzar con un proceso de renegociación de su pesada deuda externa, en momentos en que el país atraviesa problemas de liquidez por la caída del precio del crudo y la pandemia del coronavirus.

La deuda externa de Ecuador sumó unos US$41.564 millones en mayo, según datos oficiales.