Ciudad de México. De enero a noviembre del 2017, los ingresos que obtiene el gobierno federal a través de la recaudación de impuestos fueron por 2 billones 601.200 millones de pesos (US$132.097 millones), lo que representó una leve reducción de 0.1% real respecto al mismo periodo del 2016.

La caída en los ingresos tributarios se dio, principalmente, por la reducción de 28.7% real del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a gasolinas y diesel, que registraron ingresos por 199.079 millones de pesos (US$10.109 millones) de enero a noviembre, mientras que en el mismo periodo del 2016 fueron por 263.545.6 millones de pesos (US$13.383 millones).

De acuerdo con el reporte mensual de finanzas y deuda pública de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), si se excluye el IEPS a gasolinas y diesel, el crecimiento en la recaudación tributaria es de 3.3% real.

Asimismo, el IEPS que se aplica a los tabacos labrados se redujo en 3.1% real; el de bebidas alcohólicas en 2.7%; el de redes públicas de telecomunicaciones disminuyó 8.1% y el de bebidas saborizadas 5.9%. De igual manera, el Impuesto al Valor Agregado (IVA) reportó una caída de 0.5 por ciento.

A pesar de las caídas en el IEPS que se aplica a diferentes productos y servicios —descartando el que se aplica a gasolinas y diesel— este gravamen, en su conjunto, creció 5.6% real y aportó al erario público un total de 138.646.4 millones de pesos (US$7.040).

Por su parte, el Impuesto sobre la Renta (ISR) recaudó en los primeros 11 meses del año pasado 1.4 billones de pesos (US$71.096 millones), 4.9% más que en el mismo periodo del 2016.

El Impuesto sobre la Renta recaudó en los primeros 11 meses del año pasado 1.4 billones de pesos (US$71.096 millones), 4.9% más que en el mismo periodo del 2016.

Cabe destacar que, para un periodo similar, los ingresos tributarios presentaron su peor desempeño en lo que va del sexenio, ya que en el 2013 registraron un avance de 13.7% real; en el 2014 crecieron 11.3%; en el 2015 aumentaron 27.5% y el año pasado se incrementaron en 11.5%.

De acuerdo con las cifras de la Secretaría de Hacienda, los impuestos que pagan los contribuyentes aportaron más de la mitad del gasto neto del sector público, que fue de 4 billones 474.163.5 millones de pesos (US$227.211 millones).

Ingresos petroleros también se reducen. Por otra parte, la SHCP informó que los ingresos petroleros fueron por 749.600 millones de pesos (US$38.066 millones), lo que significó una reducción de 5.7% en términos reales respecto a los primeros 11 meses del 2016.

“(La reducción fue) debido a la aportación patrimonial del Gobierno Federal a Pemex en el 2016 por 160.700 millones de pesos (US$8.160 millones). Si se excluye esta operación de la base de comparación, los ingresos petroleros aumentan en 20.9% real como consecuencia del incremento en el precio promedio de la exportación de la mezcla mexicana de petróleo (...) y al mayor precio del gas natural”, explicó la dependencia.

Refirió que el efecto anterior fue compensado, parcialmente, por una disminución en la producción de petróleo de 9.7% y una apreciación del tipo de cambio de 1.4% ajustado por la inflación.

De esta manera, a noviembre del 2017 los ingresos petroleros representaron 16.7% del gasto neto total del gobierno federal.

Asimismo, la Secretaría de Hacienda informó que los ingresos presupuestarios del sector público, durante el periodo mencionado, se ubicaron en 4 billones 527.200 millones de pesos (US$229.905 millones), lo que representó un crecimiento de 1.4% real respecto a lo registrado en el 2016.