Santiago. El ministro de Economía, Jorge Rodríguez Grossi, aseguró que la revelación del Banco Mundial acerca de la alteración del ranking de competitividad “Doing Business” que perjudicó a Chile durante la gestión de la presidenta Bachelet, "revela un escándalo de proporciones" y señaló a un economísta chileno de tener responsabilidad directa en el caso.

Rodríguez Grossi, calificó la revelación del Banco Mundial como "franca y honrada", pero insitió en que se trata de un escándalo de dimensiones mayores.

"Esto habría sido hecho por un economista chileno que está con permiso del Banco Mundial (…), esto es de una inmoralidad pocas veces visto”, dijo el ministro. “Trataron de hacer ver un deterioro económico durante el Gobierno de Bachelet", añadió.

La autoridad señaló que espera que nunca más vuelva a ocurrir algo así con motivos políticos. "Ya el daño está hecho", lamentó.

Aunque Rodríguez Grossi, evitó nombrar al responsable, según el diario estadounidense Wall Street Journal, el exdirector del grupo responsable del reporte en cuestión es el chileno Augusto López Claros, un exprofesor de la Universidad de Chile ligado actualmente a la Universidad de Georgetown.