Lima. La inflación peruana se ubicó en 1,36% al año pasado, situándose dentro del rango meta entre 1% y 3%, y constituyéndose como la más baja de los últimos ocho años, informó este jueves el Banco Central de Reserva del Perú (BCR).

De igual forma, la inflación sin alimentos y energía del año alcanzó una tasa de 2.15%, la menor desde el 2012, destacó en el ente emisor. 

La menor inflación del 2017, respecto a la del 2016, se explicó principalmente por la caída en los precios promedio de alimentos y energía (-1.48%) es decir, por la reversión de los choques de oferta registrados en los años previos, indicó.

La inflación de diciembre de 2017 (0.16%) fue la primera variación positiva del nivel general de precios, luego de tres meses de caídas consecutivas, destacó.

La inflación de diciembre de 2017 (0.16%) fue la primera variación positiva del nivel general de precios.

Esto reflejó esencialmente el aumento en el precio del pollo (6.3%) y la aceleración estacional del pasaje urbano (1.1%) y del transporte nacional (20.8%), precisó.

En el último mes de 2017, el grupo de inflación sin alimentos y energía tuvo un incremento de 0.29%, dentro de los cuales los componentes de bienes y servicios registraron variaciones de -0.03% y 0.49%, respectivamente. 

Inflación se mantedrá baja en el primer trimestre. El Área de Estudios Económicos del Banco de Crédito del Perú (BCP) estima que la inflación se mantendría en niveles bajos durante el primer trimestre del 2018 y hasta podría descender por debajo del límite inferior del rango meta (1%).

"Si bien el escenario base considera que la tasa de referencia se mantendrá en su nivel actual de 3.25 % en los próximos meses, el sesgo expansivo del Banco Central de Reserva (BCR) vuelve a tomar fuerza", según el Reporte Macroeconómico y de Mercados del BCP.

La entidad financiera consideró que el BCR podría recortar nuevamente su tasa de referencia si la inflación baja a 1%, si las expectativas de inflación a 12 meses (2.5 % en noviembre 2017) caen por debajo de 2% y si algún riesgo a la baja para la actividad económica se intensifica.

El BCP sostuvo que la evolución reciente de estos factores incrementa la probabilidad de un recorte en la tasa de referencia durante el primer trimestre del 2018.