Nueva York. Los precios de los bonos del Tesoro de Estados Unidos, una inversión de refugio a nivel global, caían este lunes por la debilidad de la demanda, lo que sugiere que los mercados están menos preocupados por posibles represalias a ataques aéreos liderados por Estados Unidos realizados este sábado.

Los rendimientos, que operan en forma inversa a los precios, subieron durante la mañana de este lunes, pese a la agitación del fin de semana, cuando fuerzas estadounidenses, británicas y francesas dispararon más de 100 misiles en Siria en respuesta a un ataque con gas que dejó decenas de muertos y del que culpan al régimen de Bashar al-Assad.

El rendimiento de los bonos referenciales del Tesoro a 10 años subía a 2,851% desde 2,828% en su cierre más reciente.

Este lunes, el retorno de las notas del Tesoro a dos años tocó un máximo intradiario de 2,394%, su nivel más alto en casi una década, por la opinión de que el ataque liderado por Estados Unidos no va a escalar. Analistas de mercado también citaron factores técnicos.

Datos del Departamento de Comercio de Estados Unidos mostraron que las ventas minoristas subieron un 0,6% en marzo después de tres meses a la baja.