Lima. El presidente brasileño, Michel Temer, defendió este sábado en la capital peruana la apertura económica en el mundo como la política más idónea para superar las crisis económicas y generar oportunidades.

Al participar en la sesión plenaria de la VIII Cumbre de las Américas, Temer subrayó que las Américas son sinónimo de apertura al otro, lo que se debe traducir en mayor fomento del comercio, integración y relaciones económicas entre las naciones.

"El nombre 'Américas' no envejeció. Continúa evocando imágenes de esperanza, de libertad, de oportunidades. Oportunidades que se crean cuando nos abrimos al otro, cuando fomentamos el comercio, las inversiones, la innovación", dijo.

"En Brasil, fue en la apertura al otro, en la apertura al mundo, que superamos la mayor crisis económica de nuestra historia. En la apertura y el rescate de la responsabilidad: responsabilidad fiscal y social, que son dos lados de una misma moneda", agregó.

"En Brasil, fue en la apertura al otro, que superamos la mayor crisis económica de nuestra historia. En la apertura y el rescate de la responsabilidad fiscal y social, que son dos lados de una misma moneda". Michel Temer.

Con relación al tema central de la Cumbre de Lima, la lucha contra la corrupción para la gobernabilidad, Temer dijo que "es en la democracia que tenemos transparencia".

"Es en la democracia que tenemos una prensa libre y una opinión pública vigilante, capaces de fiscalizar sin tregua, como debe ser, las acciones del Poder Público. Es en la democracia que tenemos el Estado de derecho", dijo.

Temer reafirmó la preocupación de su país, expresada esta mañana por el canciller Aloysio Nunes, por la escalada del conflicto militar en Siria, horas después del ataque conjunto de Estados Unidos, Francia y Reino Unido contra posiciones en ese país.

"Manifiesto profunda preocupación de Brasil con la escalada del conflicto militar en Siria. Ya es hora de encontrar soluciones duraderas, basadas en el derecho internacional, para una guerra que se extiende desde hace mucho tiempo, a un costo humano elevado", afirmó.

"Nuestros pensamientos se vuelven a todas las víctimas y permanecemos atentos a la seguridad de los brasileños que viven en la región. Es urgente que todos los involucrados se comprometan en un enfoque amplio y concertado, capaz de hacer cesar tanto sufrimiento", enfatizó.

El presidente brasileño manifestó, por otra parte, que su país está recibiendo a miles de inmigrantes venezolanos, y que su gobierno seguirá haciendo esfuerzos para recibirlos y ofrecerles oportunidades para alcanzar una vida digna.