Dallas. El presidente del Banco de la Reserva Federal de Dallas, Robert Kaplan, anticipó este lunes una caída del desempleo, aumentos de salarios y un sólido crecimiento económico en Estados Unidos este año y el próximo, aunque advirtió que sin reformas estructurales la actividad se verá perjudicada en el futuro.

Las políticas que incrementan la inmigración, permiten a Estados Unidos tomar ventaja de la globalización y el comercio, frenar el crecimiento de la deuda gubernamental e impulsar los logros en educación están entre los cambios que requiere el país, dijo Kaplan en un ensayo publicado antes de un discurso en Miami.

"Puesto que el panorama a corto plazo para el crecimiento del PIB es positivo, esto podría llevar a los observadores a creer que estamos sobre una senda de mejorías sostenibles en el desempeño económico de Estados Unidos", escribió Kaplan.

Pero el ritmo de expansión se situará bajo el 2% después del 2019 porque se disiparán los efectos del estímulo presupuestario y de la reforma tributaria, a lo que se sumará el retiro de las medidas de política monetaria expansivas por parte de la Fed, dijo.

A menos que se tomen medidas para revertir las resistencias de carácter estructural, añadió que "probablemente veremos tasas menores del crecimiento del PIB en el mediano y largo plazo".