Santiago. El economista Augusto López-Claros, uno de los responsable de elaborar el ránking de competitividad “Doing Business Report”, sería el responsable de la alteración de los indicadores que desfavoreció la primera gestión de la presidenta Michelle Bachelet, pero favoreció en cambio el mandato de Sebastián Piñera.

La revelación de la alteración del ránking fue hecha este sábado por el economista jefe del Banco Mundial, Paul Romer y generó fuertes reacciones en la política mundial y, especialmente, en el Ejecutivo chileno.

El ministro de economía, Jorge Rodríguez Grossi, señaló directamente al economista chileno de tener responsabilidad en el hecho.

¿Quién es Augusto López-Claros? Augusto López-Claros, es uno de los encargados del “Doing Business Report”, que compara el ambiente para los negocios entre los distintos países y que es elaborado por el Banco Mundial, y según publica El Mostrador, el funcionario es cercano al ex ministro secretario general de la Presidencia de Sebastián Piñera, Cristián Larroulet.

Además, López-Claros también tendría conexiones con los ex controladores de Penta y con la Universidad del Desarrollo.

Según fuentes del comando de Piñera que participaron en la primera administración del Presidente, consultadas por El Mostrador, el ex ministro de Hacienda, Felipe Larraín, se refería siempre en muy buenos términos a Lopez-Claro, lo que mostraría las buenas relaciones entre el funcionario del organismo y la gestión de Piñera.

Aunque no se registran declaraciones directas del economista respecto de las administraciones de Bachelet o Piñera, como responsable del movimiento del índice de Chile en el ránking, en algunas de sus opiniones en columnas y entrevistas proyectan su visión sobre la necesidad de fortalecer el sector privado.

En una columna publicada en su blog el 17 de diciembre de 2010, López-Claros alaba el desempeño económico de Chile destacando el rol del sector privado y la tecnología.

“La fortaleza de Chile en el Índice de Capacidad de Innovación es el resultado de una combinación de diferentes factores de los cuales dos jugaron un rol preponderante: la construcción de un entorno institucional que apoya ampliamente el desarrollo del sector privado, y el rol de la tecnología en aumentar la productividad”, describe.

Más recientemente, en una entrevista publicada por Pulso en 2015 -año en el que Chile bajó cinco puntos en el indicador-, Augusto López-Claros declaró que la reforma tributaria había contribuido a la caída, pero afirmaba que no había nada que impidiera que el país escalara posiciones en informes futuros.

Lopez-Claros, es un exprofesor de la Universidad de Chile y ahora profesor emérito de la Universidad de Georgetown en Estados Unidos. Actualmente se encuentra con permiso para ausentarse por un año de sus labores en el Banco Mundial.

*Con información de Biobiochile.com, Pulso y El Mostrador.