Por Hebe Schmidt, A Coruña, España. Inditex, la compañía de Amancio Ortega, sigue creciendo, pero a un ritmo menor. Un cálculo que los analistas ya habían avanzado: la empresa española proyectaba un menor incremento de los resultados en 2017, razón que explica por qué fue duramente castigada en Bolsa el fatídico 23 de febrero pasado, cuando sus acciones se desplomaron hasta un 7% ese día.

Pablo Islas, presidente de Inditex, atribuye el ritmo menor a que el ejercicio 2017 "estuvo marcado por dos factores externos: la tremenda volatilidad de divisas en todos los países en los que estamos presentes y un otoño cálido que ha batido todos los récords de lo que existen registros”, durante la presentación de resultados 2017, en la rueda de prensa a la que asistió AméricaEconomía y que se llevó a cabo en la sede central de la empresa en Arteixo, A Coruña, Galicia, en el norte de España, ante más de 70 periodistas económicos. Pero a su vez, Islas matizó la importancia del desempeño 2017, con un contundente dato de trayectoria: "desde 2012 a esta parte, el negocio denota un crecimiento acumulado del 59%, casi 10.000 millones (euros) más”.

La compañía, reticente a desglosar las cifras de venta, dado que suelen presentarlas englobadas por regiones, e integrar el e-commerce con las tiendas físicas, reveló por primera vez el porcentaje que representa la venta online en las ventas totales. “Nos pareció que era el momento oportuno, por lo relevante que es el crecimiento de las mismas sobre las ventas”, introdujo, para luego agregar: "La venta online en el ejercicio 2017 ha representado el 10% de las ventas totales, y si miramos dónde tenemos venta online, en los mercados en los que tenemos presencia, representa el 12% de las ventas. Y lo que es más relevante aún, es que el crecimiento de la venta online en el ejercicio 2017 ha sido del 41% y se convierte en un elemento que contribuye de manera significativa al crecimiento de la compañía".

Inditex dispone de venta online en 49 mercados del mundo, y hoy abrió la venta en internet en Australia y Nueva Zelanda. "No puedo decir con certeza cuantos clientes tenemos", deslizó Islas. “En las redes sociales nos siguen 120 millones de clientes, y luego tenemos muchísimos más que no nos siguen en las redes sociales, y ahora mismo en nuestras páginas webs tenemos más de 10 millones de visitas al día. Y si bien son millones, es difícil decir cuántos millones son, porque no llevamos un registro de todos ellos. Por eso no me atrevo a decir una cifra”, lamentó.

Zara, sigue siendo el buque insignia del grupo Inditex: sus ventas se incrementaron un 8% durante 2017 hasta alcanzar los 16.620 millones de euros; le siguen Uterqüe, la más pequeña del grupo, con 97 millones de facturación, un 17% más; Pull&Bear y Oysho, con aumentos de sus ventas hasta del 12% hasta 1.747 millones y 570 millones, cada una.

El resultado operativo (ebitda) del ejercicio 2017 arrojó 5.277 millones de euros, un 4% más, en tanto que el resultado de explotación (ebit), se situó en 4.314 millones, un 7% por encima del año anterior, y el beneficio neto en 3.368 millones de euros, un 7% superior al de 2016.

Al cierre del ejercicio que comprende el lapso del 1 febrero de 2017 al 31 enero de 2018, Inditex opera 7.475 tiendas en 96 mercados. Durante el ejercicio 2017, Inditex mantuvo una inversión de 1.800 millones de euros destinados al impulso constante y actualización tecnológica de su modelo integrado de tiendas y online, y para durante 2018 la empresa proyecta invertir 1.500 millones de euros, para destinar a reformas de locales, tecnología y logística. Prevén abrir entre 350 y 400 tiendas y se absorberán unas 200 tiendas”, se refirió así al proceso por el cual la firma cierra locales de venta pequeños y abriendo otros más grandes y mejor ubicados sobre arterias céntricas.