Santiago. El Grupo AZVI, a través de su filial Puerto Terrestre Los Andes (Sociedad Concesionaria PTLA), anunció una inversión de US$70 millones que contempla la creación de una nueva estación de transferencia intermodal y la ampliación del puerto terrestre, ubicado en la comuna de Los Andes, al centro norte de Chile.

El proyecto anunciado demandará la creación de unos mil puestos de trabajos, lo que impactará directamente los sectores económico y social que se han visto fuertemente afectados por la crisis provocada por la pandemia del Covid-19. 

“Esta iniciativa ampliará en un 50% el recinto con un impacto permanente en la cadena logística y operativa. Demandará además la creación de nuevos puestos de trabajo directos e indirectos, que beneficiarán la zona del Valle del Aconcagua, la Región de Valparaíso y favorecerá la economía a nivel nacional a través de la inversión privada en momentos donde se requieren obras para dinamizar el país”, indicó Juan Lacassie, Gerente General de la compañía.

La inversión busca satisfacer el crecimiento de la demanda que ha tenido el recinto desde que entró en operación el año 2006. Lo anterior se explica por el aumento de las actividades logísticas relacionadas con la cadena de suministro del comercio exterior y de las cargas en tránsito cuyo volumen estimado es de 20.000 contenedores anuales.

El impacto del proyecto en el ámbito local es clave, según comenta el alcalde de Los Andes, Manuel Rivera. "En estos momentos es importante incorporar la inversión privada para, en alianza con el Estado, enfrentar la crisis económica que vive el país. Este proyecto supone una cantidad importante de mano de obra no tan sólo para la construcción, sino que para la operación logística, donde Los Andes no solamente sería el eje más importante en la zona y el país, sino que sobre todo el papel que puede cumplir en el comercio con los países del Asia Pacífico”.

 

En tanto, la Concesionaria PTLA destacó que la iniciativa transformará a la comuna de Los Andes -que en la actualidad es una zona de paso-, en un Nodo de Desarrollo Logístico Económico y Social con un fuerte foco en la atracción de inversiones. Además, estas mejoras no demandarán inversión del Estado, ya que todos los recursos provendrán de la compañía.

“Esta inversión permitirá la anhelada concreción de aumentar el transporte de carga por tren, interconectando completamente la red ferroviaria de los puertos marítimos de San Antonio y Valparaíso, como también la zona centro sur del país con el puerto terrestre de Los Andes”, finalizó el ejecutivo.

En la actualidad, este recinto de zona primaria aduanera es el único establecimiento de su tipo concesionado por el Estado. Tiene una extensión de 25 hectáreas y cuenta con estacionamientos para 570 vehículos de transporte. Circulan a diario unas 1.500 personas y tiene una capacidad instalada de bodegas que prestan servicio de almacenamiento de las mercancías, andenes de inspección para la fiscalización ejercida por los servicios públicos, oficinas, bancos, entre otros servicios.

Detalles del proyecto. El Puerto Terrestre Los Andes atiende las cargas de importación y exportación que hacen uso del paso fronterizo Los Libertadores, que permite la consolidación del “Corredor Bioceánico” transformándose en una complementación con los puertos de Valparaíso y San Antonio en la comercialización de mercancías exportadas o importadas por Argentina, Brasil y otros países del cono sur, cuyo origen o destino son terceros países.

 

Las inversiones que el Grupo AZVI realizará en el puerto aduanero, aumentará en 20 hectáreas la superficie para 500 calzos de camiones y nuevas dependencias para conductores y funcionarios en general. Además, busca diversificar el manejo de la carga y el transporte por medio de la incorporación del ferrocarril, agilizando y potenciando el comercio exterior del país a través de la macrozona central.

La nueva estación de transferencia intermodal se enfocará en el traspaso de contenedores u otras cargas entre camiones y trenes, potenciando a través de esta dinámica la operación del comercio internacional y optimizando el transporte terrestre internacional.

Se estima la construcción de un desvío ferroviario de 2,5 km bitrocha -ancho de vía de un metro y 1,676 metros- conectado al trazado del ex Ferrocarril Trasandino, que permitirá la interconexión con los puertos de Ventanas, Valparaíso y San Antonio, con los otros de la zona centro sur del país, y todas las zonas intermedias reduciendo la contaminación ambiental.

En cuanto a la ampliación, se estima aumentar en 20 hectáreas la superficie para 500 calzos de camiones y nuevas dependencias para conductores y funcionarios en general. 
Finalmente, este proyecto permitirá la trazabilidad y seguridad de las cargas a través de precintos electrónicos y una plataforma web que permitirá el monitoreo en línea de la circulación de todos los camiones.