Santiago. Enel ha incrementado en un 3% su participación en su filial en Chile, hasta el 64,9%, por US$174 millones, en línea con los objetivos anunciados por la compañía italiana en su última actualización estratégica, que busca aumentar el control que ejerce en todas las empresas del grupo presentes en Sudamérica.

La compañía energética ha llevado a cabo esta transacción mediante dos operaciones 'swap', como ya acordó con una institución financiera el pasado mes de diciembre, según informó en un comunicado la empresa matriz de la energética española Endesa.

En concreto, ha adquirido 1.502 millones de acciones de Enel Chile directamente en el mercado, así como otros 11,5 millones de títulos de los recibos de depósito de la empresa, que equivalen cada uno a 50 acciones de Enel Chile.

El precio total pagado por las acciones ordinarias de la compañía y los recibos de depósito asciende, aproximadamente, a US$174 millones estadounidenses, equivalentes a alrededor de 154 millones de euros, importe financiado a través a través de la generación interna de flujo de caja.