Londres. El grupo británico de construcción y servicios Carillion podría solicitar concurso de acreedores el lunes a menos que el gobierno de Reino Unido apoye un plan de rescate, informó este sábado la cadena británica Sky News, citando fuentes.

Carillion dijo este viernes que mantiene "discusiones constructivas" con sus acreedores y que los rumores de que éstos habían rechazado su plan de negocios eran erróneos.

El grupo declinó hacer comentarios sobre la información de este sábado de Sky News, que afirma que los funcionarios del gobierno se reunirán el domingo para tratar el futuro de la compañía.

Las acciones cayeron casi un 30% a un nuevo mínimo el viernes. Una persona familiarizada con el asunto dijo a Reuters que a los acreedores no les gustaba el plan presentado.

El colapso de Carillion, que brinda servicios a oficinas gubernamentales y que ha construido hospitales, carreteras y líneas ferroviarias, se sentiría desde Gran Bretaña hasta Canadá y Oriente Medio, donde la compañía de 200 años de antigüedad ha trabajado en proyectos emblemáticos.

Las tensiones sobre el futuro de Carillion han crecido por semanas y el jueves los ministros que supervisan aspectos que van desde justicia hasta transporte, salud o educación, se reunieron para analizar cómo responder a la posible desaparición de una empresa con un papel clave en la vida pública británica.