El vicepresidente de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) para las Américas, Peter Cerdá, no descartó que la larga pandemia del coronavirus y la falta de ayuda por parte de los gobiernos en la región ocasionen que más aerolíneas tengan que acogerse al Capítulo 11 de ley de quiebras en Estados Unidos, como lo han hecho Avianca, Latam y Aeroméxico.

Cerdá tampoco descarta que, incluso, algunas compañías aéreas tengan que cerrar, aunque no detalló cuáles aerolíneas podrían estar cerca de ese paso.

"Aeroméxico, siendo una empresa de alcance internacional, con conectividad en el continente y otras partes del mundo. Ha tenido un impacto adicional con las restricciones de los países para volar y ya tuvo resultados", comentó.

En conferencia virtual, en esta ocasión no hizo comentario adicional sobre la aerolínea, como en otros encuentros confió que Avianca y Latam, que están en el mismo proceso de reestructura, saldrán fortalecidas.

Cerdá recordó que antes de la pandemia, en la región ya era complicada la situación para las empresas y para el presente año no había un pronóstico positivo: quizá, algunas ganancias.

Al ser cuestionado sobre la oportunidad de que ante la situación que enfrentan las grandes aerolíneas, las llamadas bandera de México, Colombia y Chile, puedan crecer las que operan con el modelo de bajo costo, el representante de la IATA dijo que hay oportunidad para esas y las que tengan otro esquema de operación.

"El reinicio del sector será complicado. Considero que lograr que los viajeros tengan confianza para viajar tomará tiempo. Al principio esperamos que la capacidad de los vuelos esté al 40% o el 60%, serán meses difíciles. ¿Nuevos entrantes?, puede ser, pero en este momento no quiero adelantar, el enfoque ahora es la reactivación. En el corto plazo lo veo complicado", comentó Peter Cerdá.

Este miércoles, el director de Volaris, Enrique Beltranena, explicó que su estricto seguimiento al modelo de ultra bajo costo y negociaciones con sus proveedores y personal le ha permitido hacer frente a la crisis sanitaria, por lo que están enfocados a la reapertura de rutas.

Las ayudas de grupos aeroportuarios y la gestión de los slots. Además de recordar el apoyo que dieron los grupos aeroportuarios ASUR y GAP a las líneas aéreas, Cerdá destacó que el avance de las autoridades mexicanas en la gestión de los slots (horarios de despegue y aterrizaje), porque se ha negociado la asignación de los mismos respecto a su complimiento, que ante la pandemia fue complicado atender.

Otro tema que se abordó en el encuentro fue el de los protocolos sanitarios, en los que la industria de la aviación, ha actuado de acuerdo a las autoridades internacionales, pero que también implican acciones externas a la terminales y aerolíneas.

“No hemos coordinado la parte regulatoria, de estándares en el tema de transporte terrestre con los aeropuertos, pero sí sabemos que el transporte por tierra, autobuses, taxis, se maneja con protocolos para que se cumplan con las medidas establecidas en cada país”, agregó.