Madrid. Iberdrola tiene previsto acelerar su inversión hasta niveles récord en los próximos años ante la oportunidad para la transformación del sector energético que representa la recuperación de la crisis, para lo que elevará este año hasta los 10.000 millones de euros (US$11.120 millones) sus inversiones, según ha señalado el presidente y consejero delegado de la compañía, Ignacio Sánchez Galán, quien prevé mantener un nivel semejante en años posteriores.

"En los últimos años, hemos estado invirtiendo un promedio de alrededor de 5.000 millones de euros (US$5.600 millones). Este año vamos a invertir 10.000 millones en más energías renovables y acelerar la construcción de redes", indica a 'Financial Times' el ejecutivo español.

"No será muy diferente en los próximos años... estaremos a estos niveles", afirma Sánchez Galán. "Estamos en un buen sector en un buen momento", añade.

La apuesta por las energías renovables ha impulsado a Iberdrola a convertirse en la segunda compañía cotizada más grande de España, con una capitalización de mercado de unos 66.000 millones (US$74.000 millones), lo que hace de la empresa la segunda mayor de Europa en el segmento de servicios de energía, detrás de la italiana Enel.

Iberdrola ha impulsado la inversión anual más del 50% en los últimos dos años desde 6.200 millones de euros (US$6.900 millones) en 2018, en contraste con las empresas del sector de petróleo y gas, que están reduciendo los gastos de capital bajo la presión de los bajos precios del crudo

El presidente de la segunda mayor cotizada española considera que el sector de las energías limpias será uno de los principales beneficiarios de plan de recuperación de 750.000 millones de euros (US$840.000 millones) que prepara la Unión Europea a propuesta de la Comisión Europea y que será debatido por los líderes de la UE la semana próxima.

"Todos quieren salir de la crisis económica lo más rápido posible y buscar sectores que puedan generar empleos rápidamente y hacer que la economía sea más competitiva y sostenible", señala Sánchez Galán, para quien hay dos sectores que proporcionan eso y que ya son prioridades: "el Green Deal [de la UE] y la digitalización". "Nuestro sector está involucrado en ambos", subraya.

Asimismo, el presidente de Iberdrola sostiene que las redes eléctricas necesitan una mayor digitalización y eficiencia, subrayando que la crisis ha brindado razones adicionales para acelerar el recorte de emisiones de carbono. "Si pudiésemos acelerar los planes nacionales de clima y energía en Europa podríamos crear alrededor de 2 millones de empleos en el continente para 2025", apunta.

De este modo, a pesar de que el 'Green Deal' europeo prevé inversiones públicas y privadas por al menos un billón de euros, el ejecutivo español no prevé problemas para levantar las sumas necesarias en el sector.

"En nuestro sector en la actualidad, si hay estabilidad legal, estabilidad regulatoria y retornos razonables, podemos recaudar el dinero que necesitamos", afirma, recordando que Iberdrola había captado 11.000 millones de euros (US$12.300 millones) en bonos 'verdes' "a precios muy, muy baratos".