Santiago. Las ventas de automóviles en Chile continuarán en terreno positivo en 2018, impulsadas por una atractiva combinación de factores macroeconómicos, bajas tasas de interés y el fortalecimiento de la moneda local, mostró este jueves un informe difundido por BMI Research.

Chile, uno de los países que ofrece la mayor variedad de marcas de vehículos de América Latina, ha mostrado un repunte en las ventas del sector, favorecido por la competitividad de las monedas de los principales países exportadores de autos al país.

Durante el 2017, el peso acumula un avance del 7,45% frente a la divisa estadounidense, comparado con la apreciación del 5,81% registrada el año pasado.

"Creemos que el mercado de automóviles de pasajeros de Chile apunta a un rendimiento superior en 2018 gracias a un perfil de consumo muy saludable en el país y la actual fortaleza del peso chileno", dijo BMI, una unidad de estudios de Fitch.

Para el 2018, la entidad estimó que las ventas locales de vehículos livianos crecerán un 8,9%.

Entre enero y septiembre de este año, las ventas sumaron 261.567 unidades, un alza interanual del 19,1%, según cifras de la Asociación Nacional de Vehículos (ANAC).

De acuerdo al gremio, el mayor dinamismo en las ventas ha estado impulsado además por un cambio en la conducta de los consumidores que han acelerado la renovación de los vehículos al tercer año de uso, muy por debajo del quinto o sexto año como era antes.

En esto ha influido en términos macroeconómicos, un estable empleo y un alza de los salarios reales, combinados con tasas de interés bajas, lo que está provocando un auge en el consumo privado, según BMI.