Lima. El congresista Kenji Fujimori acudió este lunes ante el fiscal José Domingo Pérez, encargado de investigar a su hermana Keiko Fujimori por el presunto delito de lavado de activos, en relación al financiamiento de su campaña presidencial.

Fujimori Higuchi llegó hasta las oficinas de la Fiscalía de Lavado de Activos pasadas las 9:40 de la mañana de este lunes, tras haberse reprogramado la diligencia prevista inicialmente para el 6 de abril.

Ingresó a la Fiscalía sin dar declaraciones a la prensa, en medio muestra de apoyo de sus seguidores que lo acompañaron a la convocatoria.

El menor de los hijos del ex presidente Alberto Fujimori dijo estar dispuesto a colaborar con las investigaciones que realiza la Ministerio Público. “Demostraré quiénes son los corruptos”, manifestó en un video difundido hace un par de semanas.

Kenji Fujimori, a su vez, enfrenta una acusación constitucional en el Congreso que podría terminar en el desafuero, luego de Fuerza Popular presentó los videos grabados por el congresista Moisés Mamani.

Pasada las 2:20 de la tarde, Kenji Fujimori se retiró de la sede de la fiscalía sin declarar a la prensa por tratarse de una investigación reservada.

La Fiscalía investiga los aportes que habría recibido el partido Fuerza Popular para su campaña presidencial. Tanto Jorge Barata -ex representante de la constructora Odebrecht en Perú-, como Marcelo Oderecht -CEO de la compañía- declararon a los fiscales peruanos que la constructora brasileña entregó US$1.000.000 al ex secretario de Fuerza Popular Jaime Yoshiyama y al ex ministro de Transporte y Comunicaciones, Augusto Bedoya, para la campaña de Keiko Fujimori en el 2011. 

Enfrenta desafuero. Kenji Fujimori, a su vez, enfrenta una acusación constitucional en el Congreso que podría terminar en el desafuero, luego de que la bancada Fuerza Popular presentó los videos grabados por el congresista Moisés Mamani, relacionados con la presunta compra de votos para impedir la segunda vacancia presidencial de Pedro Pablo Kuczynski.

En los videos se observa a los congresistas Kenji Fujimori, Bienvenido Ramírez y Guillermo Bocangel intentando convencer a Moisés Mamani de no respaldar la segunda vacancia de Kuczynski a cambio de acceder a obras en el Ejecutivo.

La Subcoimisión de Acusaciones constitucionales del Congreso tiene 15 días para concluir la investigación respecto a esta denuncia.