Costa Rica. El Gobierno de Costa Rica informó que prepara los procesos de votación en el exterior para los costarricenses que estarán empadronados fuera de su país para las próximas elecciones presidenciales (febrero), población que ya contabiliza las 28.903 personas, según las cifras oficiales hasta junio pasado.

Según la administración, el proceso ya es coordinado por el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto y el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), instituciones que se encargarán de asegurar los servicios de empadronamiento, actualización de domicilio y de votación, en última instancia.

Para ello, la Cancillería costarricense se comprometió a disponer de la cantidad de personal capacitado necesario para atender todos estos procesos dentro y fuera de Costa Rica, así como para promover el proceso -en todas sus etapas- a través de la propia institución y de sus sedes consulares.

La idea es asegurar que la mayor cantidad de personas costarricenses puedan ejercer su voto aunque no se encuentren en su país, un objetivo cuya fecha límite será el 3 de octubre, cuando se cierren las inscripciones del padrón electoral para los próximos comicios.

Entre los principales focos de atención costarricense en la materia, estarán la población costarricense en Estados Unidos, donde registra 21.000 votantes empadronadas.

Esta será la segunda ocasión en la que Costa Rica realice este proceso tras las elecciones presidenciales de 2014, en las que votaron un total de 2.771 personas en la primera ronda y 1.947 en la segunda.

La idea de las autoridades costarricenses es mejorar dichos registros en este 2018, un objetivo para el que han trabajado desde que finalizaron los comicios pasados.