La Habana. Los gobiernos de Cuba y Estados Unidos mantienen intercambios sobre temas puntuales, como el que tuvieron funcionarios de ambos países esta semana para evaluar medidas contra la trata de personas, en una señal de que sigue abierta la cooperación pese al deterioro de relaciones bajo el mando de Donald Trump.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba informó este miércoles que funcionarios de ambas naciones dialogaron en Washington, una semana después de que La Habana otorgó una visa a un alto diplomático para dirigir la embajada estadounidense en la isla y pese a discrepancias recientes sobre las opciones para expandir el acceso a internet.

El encuentro se efectuó este martes y las partes avanzaron en el intercambio sobre "cómo proteger a las víctimas del tráfico de personas", detalló la cancillería en un comunicado. "Ambas partes destacaron la utilidad del intercambio que transcurrió en un clima profesional y respetuoso y acordaron mantenerlo en el futuro", añadió.

Cuba destacó que en el 2016 fueron juzgados en la isla 21 casos de delitos por "Corrupción de Menores y Proxenetismo, y Trata de Personas". No dio otros datos comparativos.

En las últimas semanas, funcionarios cubanos y estadounidenses han sostenido conversaciones sobre lavado de activos, ciberseguridad, prevención del terrorismo y lucha contra el narcotráfico, entre otros temas.

Ambas naciones siguen cooperando en algunas áreas a pesar de que el presidente Trump ha retrocedido en los vínculos con La Habana, asumiendo una posición más férrea en comparación con el acercamiento alcanzado durante el gobierno de su predecesor, el demócrata Barack Obama.

Trump anunció en junio que revertiría en parte la apertura con La Habana y ordenó nuevas restricciones a los viajes de estadounidenses y el comercio.

Estados Unidos y Cuba mantienen relaciones diplomáticas formales restablecidas en julio de 2015.