Londres. Una jueza británica ratificó este martes una orden de detención contra el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, quien ha pasado más de cinco años evadiendo su detención luego de refugiarse en la embajada de Ecuador en Londres.

La jueza Emma Arbuthnot no cambió de punto de vista luego de escuchar los argumentos de los abogados de Assange.

La defensa asegura que ya no es de interés público que su cliente fuera detenido luego de violar los términos de su libertad bajo fianza en 2012 y buscar refugio en la embajada para evitar ser extraditado a Suecia, donde los fiscales estaban investigando denuncias presentadas por dos mujeres, que alegaron que Assange las agredió sexualmente.

Arbuthnot alegó este martes que "la detención es una respuesta proporcionada" a las acciones de Assange. 

La semana pasada, la jueza rechazó un primer pedido de revocación de la orden. “No estoy convencida de que se deba retirar la orden”, dijo entonces.

Assange teme dejar la embajada, ser detenido y acabar extraditado a Estados Unidos por haber difundido miles de secretos oficiales de este país.

La demanda de Assange se produce poco después de que Ecuador le diera la ciudadanía y estatus diplomático, con la idea de que la inmunidad le permitiera salir de la legación; pero el Reino Unido dijo que tal paso no cambiaba la situación.