Guarujá, Brasil. Partidarios del encarcelado expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva ocuparon este lunes el apartamento de tres pisos en la playa por el que el líder izquierdista fue condenado a 12 años de prisión, acusado de haberlo recibido como un soborno.

"Si es de Lula, entonces la gente puede quedarse aquí. Si no es así, ¿por qué está en la cárcel?", sostenía una pancarta colgada por los ocupantes en un balcón.

La ocupación, que terminó sin incidentes tras varias horas, fue montada por el Movimiento de Trabajadores sin Hogar, conocido como MTST, que junto con el Partido de los Trabajadores de Lula y otros grupos sociales ha estado liderando protestas contra su encarcelamiento.

Lula, de 72 años, ha negado en repetidas ocasiones ser el dueño del apartamento de lujo. Los fiscales dijeron que su remodelación a un costo de 3,7 millones de reales (US$1,1 millones) fue un soborno de la empresa de ingeniería OAS SA a cambio de ayuda para asegurarle contratos con la petrolera Petrobras.

Una decisión pendiente de la Corte Suprema podría liberarlo y dar el golpe más duro hasta el momento en la batalla de Brasil contra la corrupción, dicen los fiscales y los jueces.

Lula gobernó Brasil de 2003 a 2010, una época de fuerte crecimiento económico y una profunda caída en la pobreza, y todavía es el político más influyente de Brasil. Se entregó a la custodia policial el 6 de abril.

Su condena le impide competir en las elecciones presidenciales de octubre, en las que es el favorito. Su apoyo entre los votantes ha disminuido desde que fue encarcelado.

Una decisión pendiente de la Corte Suprema podría liberarlo y dar el golpe más duro hasta el momento en la batalla de Brasil contra la corrupción, dicen los fiscales y los jueces.

Pero incluso si es liberado, se espera que las autoridades electorales lo declaren inelegible para ser candidato.