No son tiempos fáciles para el proceso de paz entre el Gobierno y Ejército de Liberación Nacional, Eln. Un día después de que el presidenteSantos pidiera a su equipo negociador regresar al país en respuesta a los ataques de la guerrilla contra la fuerza pública y la infraestructura petrolera, el grupo de países garantes de las conversaciones de Quito, pidió a las partes reactivar los diálogos. 

"Solicitamos a las dos partes iniciar el V Ciclo con la urgencia que la situación amerita. Exhortamos que en este V Ciclo se asuma como prioridad la negociación de un siguiente cese al fuego, junto a otros temas de la agenda", reseñaron en un comunicado conjunto publicado este jueves Brasil, Chile, Cuba, Ecuador, Noruega y Venezuela.

Pese a la tensión del momento, los países que acompañan los diálogos reconocen la voluntad de las partes para alcanzar la paz.  de superar este momento y continuar las conversaciones conducentes a la paz".

"Ante el impase producido el 10 de enero de 2018, al inicio del V Ciclo, damos fe que las dos partes nos han expresado su voluntad de superar este momento y continuar las conversaciones conducentes a la paz"

La cancelación momentanea de los diálogos pone en riesgo la estabilidad de las conversaciones. A las acciones armadas del Eln, que minan la confianza de la opinión pública en el proceso, se suma la advertencia que este jueves hizo el general, Alberto José Mejía, comandante de las Fuerzas Militares. "Cualquier miembro del Eln, inluidos sus voceros, que hoy sean encontrados por la fuerza pública, recibirán la acción efectva de la autoridad". Esa es una orden presidencial.  Además: Mindefensa dice que soldado murió por disparo de francotirador del Eln

Por esta razón, los países garantes piden a las partes "evitar un escalamiento que ponga en peligro los avances logrados en el proceso de negociación y en el anterior cese al fuego. Colombia se merece la paz que anhela su pueblo, la región y la comunidad internacional".

Sobre el tema, hizo referencia el expresidente Ernesto Samper. 

Retomar los diálogos no será una decisión fácil para el Ejecutivo. Sobre todo si se tiene en cuenta que solo un día después de haberse acabado el cese al fuego, las autoridades han reportado al menos 7 ataques contra la fuerza pública y contra la infraestructura minera. 

Según el Comandante de las Fuerzas Militares, en la madrugada de este jueves "hubo un hostigamiento contra la policía en Sarabena, Arauca, y otro en la base militar de Orú, en El Tarra, Norte de Santander". Según el alto oficial, los ataques de este jueves no dejaron ningún uniformado herido o muerto".

el Eln aseguró  que "no debe alterarse el curso de las conversaciones" de paz por los atentados.

"Los incidentes sucedidos hoy en el oriente colombiano ocurren en medio de la compleja situación de conflicto que sufre el país. Pero pese a ellos, no debe alterarse el curso de las conversaciones para lograr una salida política del conflicto", manifestó esa guerrilla en un comunicado.

Es por ello que el Eln considera que en el quinto ciclo de conversaciones se debe evaluar con el Gobierno la prolongación del recién terminado cese el fuego para "mantener sus logros y resolver los problemas que enfrentó".

"La mesa (de diálogos) dio un salto cualitativo al desarrollar las conversaciones en medio de un cese, por lo que nos mantenemos en la decisión expresada de darle continuidad a este logro pactando un nuevo cese bilateral, que supere las dificultades del anterior", añadió el grupo insurgente.

Por su parte, el jefe del equipo negociador del Eln, Israel Ramírez Pineda, alias "Pablo Beltrán", formuló un llamamiento al Gobierno para que reconsidere el "retiro de la mesa" de diálogo.

"Lamentamos que ellos (delegación del Gobierno de Colombia) hayan hecho este gesto de no acudir a esta cita del quinto ciclo", dijo en una rueda de prensa en Quito.