Asunción. El derechista Partido Colorado de Paraguay buscará mecanismos para facilitar el comercio con China sin romper el relacionamiento de seis décadas que mantiene con la isla de Taiwán si gana la presidencia en las elecciones generales del domingo.

Paraguay está entre una veintena de países que reconocen como nación soberana a Taiwán y es el único en Sudamérica sin lazos diplomáticos con China. Pero las tensiones comerciales recientes lo han llevado a debatir sobre la conveniencia de un acercamiento a la potencia asiática.

"Tal vez lo que haya que hacer es encontrar mecanismos, tal vez de apertura de algunas oficinas para hacer más eficiente el intercambio comercial" con China, dijo a Reuters el senador Luis Castiglioni, quien sería nombrado canciller si el candidato oficialista Mario Abdo Benítez es electo presidente.

Castiglioni puso como ejemplo el vínculo comercial que China mantenía con Panamá hasta mediados del año pasado, cuando decidió romper definitivametne con Taiwán. "Se tiene que hacer en el marco de unas negociaciones que nosotros podríamos explorar (...) pero Paraguay no aceptará ningún condicionamiento", aseveró.

En las elecciones del domingo, el candidato presidencial oficialista enfrentará al abogado Efraín Alegre, titular de la segunda fuerza política de Paraguay y líder de la alianza opositora GANAR. Alegre también sugirió que se debería debatir el actual relacionamiento con Taiwán.

En las elecciones del domingo, el candidato presidencial oficialista enfrentará al abogado Efraín Alegre, titular de la segunda fuerza política de Paraguay y líder de la alianza opositora GANAR. Alegre también sugirió que se debería debatir el actual relacionamiento con Taiwán.

Paraguay es el cuarto exportador mundial de soja pero parte de su producción llega a China a través de terceros países. En los últimos años, incrementó sus envíos de carne vacuna a Taiwán pero las ventas totales de productos paraguayos a la isla representan una porción pequeña de sus exportaciones.