Moscú. El presidente sirio, Bashar al-Assad, dijo a un grupo de legisladores rusos este domingo que los ataques occidentales con misiles contra su país fueron un acto de agresión, según informaron agencias de noticias rusas.

"Esto prueba que Siria y Rusia están luchando una batalla no sólo contra el terrorismo sino también por proteger la legalidad internacional, basada en el respeto a la soberanía de los Estados y a la voluntad de sus pueblos", dijo Al Assad, citado por la agencia Sana, durante una reunión con delegados del partido gubernamental ruso. 

Los parlamentarios rusos se reunieron con Assad después de que Estados Unidos, Francia y Reino Unido bombardearan Siria con misiles en represalia por un supuesto ataque con gas venenoso hace una semana.

Las agencias de noticias rusas reproducían comentarios de los legisladores en los que afirmaban que Assad estaba de "buen humor" y elogiaron los sistemas de defensa aérea de la era soviética utilizados por Siria para ayudar a repeler los ataques occidentales.

No se abordó la cuestión del suministro de los sistemas rusos de defensa aérea, informaron las agencias, pero Assad aceptó una invitación para visitar la región siberiana de Khanty-Mansi en Rusia. No estaba claro cuándo se realizaría la visita.

Francia, Estados Unidos y Reino Unido atacaron en la madrugada de este sábado varios objetivos en Siria, con el argumento de impedir que Damasco siga usando armas químicas contra su población, tras acusar al Gobierno sirio de un bombardeo de este tipo contra la ciudad de Duma la semana pasada.

Los aliados afirmaron haber bombardeado instalaciones de almacenamiento y producción de armas químicas, pero Siria lo niega y asegura que fue destruido entre otros un laboratorio de fabricación de medicamentos.

*Con información de Reuters y DW.