Bedminister. El presidente estadounidense, Donald Trump, advirtió este martes a Corea del Norte que se enfrentaría con "fuego y furia" si amenaza a Estados Unidos, aumentando la retórica con la nación asiática.

Pyongyang dijo que estaba dispuesto a darle a Washington "una severa lección" con su fuerza nuclear estratégica en respuesta a cualquier acción militar estadounidense.

Washington ha advertido que está listo para usar la fuerza si es necesario para detener los programas nucleares y misiles balísticos de Corea del Norte, pero prefiere la acción diplomática global, incluyendo sanciones.

Las consecuencias de cualquier ataque estadounidense serían potencialmente catastróficas, no sólo para los norcoreanos, sino también para Corea del Sur, Japón y los miles de militares estadounidenses dentro del alcance de las armas norteamericanas de represalia.

"Corea del Norte no puede hacer más amenazas a los Estados Unidos, verán fuego y furia como el mundo nunca ha visto", dijo Trump a periodistas en el Trump National Golf Club de Bedminster, Nueva Jersey.

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas impuso por unanimidad nuevas sanciones a Corea del Norte el sábado por sus continuos ensayos con misiles, que podrían reducir los ingresos anuales de exportación de US$3 mil millones del país recluso en un tercio.

Corea del Norte no ha ocultado los planes de desarrollar un misil con capacidad nuclear capaz de atacar a Estados Unidos y ha ignorado las llamadas internacionales para detener sus programas nucleares y de misiles.

Pyongyang afirma que sus misiles balísticos intercontinentales (ICBMs) son un medio legítimo de defensa contra la hostilidad estadounidense percibida.