"Casi 16 años después del 11 de septiembre de 2001 continúa la más larga guerra de la historia de Estados Unidos, entiendo la frustración del pueblo americano", dijo el presidente Donald Trump en una comparecencia desde el cuartel de Fort Myer, en Virginia, ante dos mil militares.

Y aprovechó para reprender a Pakistán, que "tiene mucho que perder" si sigue "albergando" a los talibán. "Hemos pagado a Pakistán miles de millones de dólares mientras albergan a los mismos terroristas que estamos combatiendo. Esto tiene que cambiar y cambiará de inmediato", protestó.

Desde allí anunció su nueva estrategia para Afganistán. "Los hombres y mujeres que están allí merecen una estrategia para ganar", continuó. La Casa Blanca se muestra así dispuesta a ampliar su presencia en el país con la contundencia necesaria como para obtener una victoria y "no repetir los errores cometidos en Irak". Un oficial confirmó a la estadounidense cadena Fox el reforzamiento de la presencia militar en Afganistán con 4.000 efectivos horas antes de la comparecencia.

Sin embargo, Trump dijo que serían las necesidades sobre el terreno las que determinen la cantidad de efectivos que se envíen. "Quizá será posible tener acuerdos políticos que incluyan elementos de los talibanes", concedió.

Trump hizo referencia al atentado de Barcelona para ejemplificar que el enemigo yihadista está dispuesto a cometer cualquier atrocidad y los tildó de "perdedores". "No dictaremos al pueblo afgano cómo vivir o cómo gobernar su compleja sociedad (...) No vamos a volver a construir naciones: vamos a matar terroristas", resumió.

Y advirtió que seguirá trabajando junto al Gobierno de Afganistán "en tanto y en cuanto veamos determinación y progreso". Y aprovechó para reprender a Pakistán, que "tiene mucho que perder" si sigue "albergando" a los talibán. "Hemos pagado a Pakistán miles de millones de dólares mientras albergan a los mismos terroristas que estamos combatiendo. Esto tiene que cambiar y cambiará de inmediato", protestó. "Nuestra paciencia tiene un límite", añadió.